Inicio » Mundo Espiritual » Todo lo que necesitas saber sobre las maldiciones generacionales

Todo lo que necesitas saber sobre las maldiciones generacionales

Las maldiciones han estado presentes desde el principio de la humanidad. Las tradiciones mágicas e incluso religiosas han concebido a la palabra como una energía de cierto poder inherente tanto para crear como para destruir. De hecho, los magos medievales italianos sabían que el poder de la composición en versos favorecía a que los rituales mágicos, así como las maldiciones fueran más poderosas.



Las maldiciones pueden ser personales, familiares o generacionales. Aunque las maldiciones generacionales suelen afectar a muchas familias, no todos los casos son famosos como así ocurrió con la familia Kennedy. Durante mucho tiempo atrajo la atención de los medios de comunicación, y las desgracias que sufrieron fueron el blanco de la especulación. Varios miembros de esta familia murieron muy jóvenes, algunos fueron víctimas de asesinato, otros sufrieron accidentes e incluso la ex esposa de Robert F. Kennedy se suicidó en el año 2012.

Algunos especialistas aseguran la familia Kennedy sufrió durante décadas a “manos de algo sobrenatural” pero que nunca se quiso afirmar tal cuestión por miedo a la imagen y opinión publica.

Algunos investigadores en temas esotéricos aseguran que el origen de esta serie de desgracias vendría por parte del padre de JFK, mientras otros apuntan a su bisabuelo Thomas Fitzgerald como víctima de una maldición por parte de una logia muy antigua en la que se le habría trabajado un ritual muy potente en un momento muy importante de su vida, y esta maldición efectivamente se fue materializando y tomando fuerza hacia todo el clan Kennedy con el paso del tiempo. De hecho, JFK, murió el mismo día que el aniversario de su bisabuelo.

Las maldiciones son energías programadas para destruir

Si estas energías entran en la vida de alguien pueden instalarse en cualquier parte de su cuerpo, alma o espíritu. Allí comenzarán a hacer su obra destructiva, evolutiva e incluso multiplicativa hasta dominar todo. Pero esta energía no se multiplicará como las bacterias, sino que atraerá a otras energías negativas de su nivel y destrucción similares, por lo tanto, donde hay una maldición esta tiene que ser eliminada cuanto antes. De lo contrario aumentará con el paso del tiempo su potencia y “arrastrará” con su energía maléfica a todo cuanto quede a su alcance afectando así a familias enteras por generaciones, entrando en una espiral de la cual ya no se sepa cómo salir.

Todo sobre maldiciones generacionales

Hay que tener en cuenta que una vez se ha “llamado” o se abierto la puerta a una maldición esta puede permanecer en una sola persona, pero esta carga de energía maléfica también puede extenderse al marido, la mujer, o incluso transmitirse a los hijos y a toda persona cercana ya sea la familia o pariente. Y esto puede ocurrir si no se detiene y no se elimina a tiempo la maldición.

Algunas maldiciones generacionales son de corto plazo, es decir están sujetas a determinados tiempos, acontecimientos o cumplimientos, entonces cuando se cumple el tiempo, lo esperado o lo prometido, estas energías perderán su fuerza y potencia una vez cumplida la misión y irán desapareciendo poco a poco.

Pero hay maldiciones de largo plazo y perpetuas, algunas duran hasta que la persona o todos los integrantes de la familia mueren.

Causas de la maldición

Muchas personas viven en maldición por causa de alguien muy cercano que lo ha influenciado y contaminado espiritualmente, generalmente son personas sin ningún tipo de relación familiar hacia la “victima”, aunque no siempre es así. No creer en las maldiciones no es garantía para estar a salvo de este tipo de energías destructivas, al contrario, porque la persona subestima el poder del enemigo y esta desprotegida espiritualmente.

Todo lo que necesitas saber maldiciones generacionales

Pero las maldiciones no solo son directas, también pueden transmitirse de forma indirecta como permanecer en lugares malditos, tocar objetos que han sido malditos, e incluso convivir con personas víctimas de alguna maldición tarde o temprano nos contagiara.

Cómo romper o anular una maldición

Para romper la maldición de una vida, se necesita alguien que conozca y sepa de asuntos espirituales. Cualquiera no puede romper una maldición, se debe buscar ayuda de alguien entendido y con autoridad espiritual para hacer frente a este tipo de energías, y sobre todo para que pueda asesorar en qué y cómo hacerlo. Asimismo, la propia persona deberá prepararse y fortalecerse espiritualmente para la batalla por su liberación y de su familia.

A continuación, indico una serie de pasos a seguir, pero obviamente el resto los deberá trabajar la autoridad espiritual que asesorará sobre el problema a tratar.

En pocas palabras: romper o anular una maldición tiene que ver con eliminar toda nuestra negatividad interior y asimilar parte de nuestros errores para no volverlos a repetir.

Perdonar quienes nos hicieron daño y pedir perdón para ellos. Esto es más difícil pero no imposible, hay que hacerlo.

Pediremos por la liberación de las personas relacionadas.

Probablemente habrá guerra espiritual, “batallas” que se darán en otros planos y que la víctima o victimas perciban como sucesos extraños y no lógicos en este plano. Sucesos paranormales, sombras, susurros, movimientos de objetos, etc…, la intensidad de estos fenómenos paranormales dependerá siempre de la intensidad de la maldición. Esta guerra espiritual no hay que subestimarla nunca porque en ocasiones son bajos astrales o seres oscuros que no desean soltar la familia, o incluso generaciones enteras.

Todo sobre las maldiciones generacionales

Primeros pasos para la liberación de una maldición

Todo efecto tiene una causa y ya sabemos que toda maldición tiene una causa. Lo primero que hay que hacer es identificar y definir el problema, esto se logra examinando detalladamente los efectos y las consecuencias, todo lo visible y todo lo palpable, pero con el discernimiento espiritual muy aguzado. Estas son algunas de las muchas preguntas que se deben de hacer para diferenciar una maldición de una situación de mala suerte:

  • ¿Qué está sucediendo con la persona?
  • ¿Qué síntomas presenta?
  • ¿Qué circunstancias acostumbran repetirse?
  • ¿Qué carácter y características tienen las situaciones que se generan alrededor de la persona?
  • ¿Qué otras personas están involucradas?
  • ¿Existen elementos, lugares, situaciones relacionados?
  • ¿La persona sueña o recuerda algo especialmente que se repita de forma constante en el tiempo?

A partir de aquí ya habrá varios puntos concretos para comenzar a identificar algunas de las causas. Según los síntomas se sabrá cuáles son las causas principales, pero también se deberá hacer un examen emocional de la persona en cuestión o de la principal “victima” así como una investigación dela vida de esa persona para tratar de saber dónde y cuándo se abrieron las puertas del alma.

Y recuerda: “No existe maldición que no se pueda cortar o romper”

Lo más indicado es buscar la ayuda de alguna autoridad espiritual. Pero recuerda que las batallas solitarias de gran magnitud no existen, nadie es un superhéroe, todos necesitamos apoyo y respaldo de la oración de alguien adecuado en este tema.

 

8 comentarios

  1. Hola me gustaria saber si estoy en presencia de un espíritu

  2. Me gustaría saber si lisandro me quiere. Él 8/8/89 y yo 25/8/89

  3. Sobre las trisiones de mi pareja

  4. todas las mujeres de mi familia terminan solas sin pareja, mi mama, mi hermana y yo

  5. Quiero saber si me casare con mi novio juan manuel este año en octubre como hemos planificado.
    Tendré un nuevo trabajo pronto?

  6. nora elba banchio dagnino

    buenos días,además de morir mi familia en un accidente,en el año 1973,haberme casado j´ven porque me quería ir de mi csa por violencia entre mis padres,muere hace 8 años mi hijo menor,en accidente ciclístico,necesito saber q está ocurrriendo en mi familia,mi nieto de 3 añitos,benicio lorenzo bartoli,nació el 23 de febrero de 2005, comenzó a renguear y dice sentir dolor,,ésto sucede en el día de ayer,hoy será examinado por su pediatra,podrán darme datos de éste suceso,gs!!!!!!!

  7. Buenas noches Elise. Es impresionante, si las personas supieran estas verdades tratarán más bien de bendecir. Me doy cuenta que algunas personas maldicen por todo. De alguna manera esas energías negativas se revierten. Desde muy niña en mi casa me enseñaron que no es bueno maldecir, todo lo contrario atraen cosas Negativas., el ambiente se vuelve hostil. Es muy importante enseñar a los niños y niñas a NO maldecir y decirles por qué. Vivan las bendiciones. Me parece muy importante este artículo porque proporciona elementos espirituales para enfrentar y deshacerse de maldiciones en caso de ser víctima de esta energía. Gracias mi Angel de Luz por tanta sabiduría.

    • La falta de conocimiento siempre lleva a errores. Errores por desgracia en los que casi siempre suelen ser victimas los que menos culpa tienen y no han hecho nada para recibir este tipo de energias.

      Sin embargo, hay que especificar que una maldicion nunca es justificable.

      Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Conforme Más información