Inicio » Mundo Espiritual » La sincronicidad es la clave para el cumplimiento de tus sueños y deseos

La sincronicidad es la clave para el cumplimiento de tus sueños y deseos

Sincronicidad

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos tenido experiencias de sincronicidad. ¿Quién no ha cantado una canción y momentos más tarde ha escuchado la misma sintonía en algún otro lugar?, ¿o pensar en alguien que no hemos visto en mucho tiempo y después de unas horas recibir una llamada de teléfono o correo electrónico de esa persona? O tal vez, ¿alguien te recomienda un libro que tú ya prestaste a otro amigo el día anterior?

Nunca te fijas en los apartados de los anuncios en un periódico, pero de repente sin razón aparente un día les prestas más atención de lo habitual y ves una oferta de trabajo que encuentras interesante. Un par de semanas más tarde te llegan noticias de que tu empresa está despidiendo a los empleados y tú eres uno de ellos, pero tu vida laboral esta salvada porque recuerdas el anuncio que semanas anteriores leíste y has sido aceptado. Aunque sería fácil hacer caso omiso de estas incidencias y tomarlas como meras coincidencias, estos momentos son mucho más poderosos de lo que creemos.



El psicólogo suizo Carl Gustav Jung acuñó una palabra para describir estos momentos de coincidencias significativas: la sincronicidad. La sincronicidad es una unión de acontecimientos aparentemente inconexos entre sí. Más personas de las que creemos tienen su vida determinada por estos momentos de coincidencias significativas.

El poder del pensamiento

Cada vez que centras tu atención en un objeto o fenómeno, el objeto debido a tu atención se hará más fuerte. Con lo cual, cuanto más consciente seas de las coincidencias significativas en tu vida, más a menudo te encontrarás con ellas. Cada uno de nosotros está conectado con el campo de la inteligencia infinita que crea sin cesar todas las formas físicas en el mundo. Cuando nos despertamos a la verdadera naturaleza de la creación, nos damos cuenta de los patrones y ritmos eternos que gobiernan la vida. También nos damos cuenta de que el universo siempre nos está enviando mensajes en forma de eventos fortuitos. De hecho, estamos completamente inmersos en una red de coincidencias que nos guían para cumplir con nuestro Dharma o propósito en la vida.

¿Qué es la sincronicidad?

La sin cronicidad es un acontecimiento espiritual, similar a una actividad psíquica, pero en una escala mayor. Cuando se piensa conscientemente acerca de lo que se quiere, un tipo de mensaje subconsciente se envía hacia el exterior en forma de energía, esta conectará con la energía universal superior o conciencia colectiva. En ocasiones esta energía superior responderá reflejándote una energía favorable de vuelta a ti, lo que dará como resultado que otras personas o situaciones entren en contacto contigo ayudándote finalmente a conseguir lo que quieres o necesitas.El poder del pensamiento

Diferencia entre coincidencia y sincronicidad

Coincidencia y sincronía, ambos conceptos se definen como “apariciones notables de dos o más eventos a la vez”. La diferencia es que la coincidencia se percibe como casualidad o suerte, mientras que la sincronicidad implica la presencia de una acción más profunda en los acontecimientos. Sólo hay dos formas de percibir un acontecimiento en tu vida – ya sea a través una coincidencia o de la sincronicidad.

Cuidado, porque no todo es desear y esperar sin trabajar

Hay personas que esperan cómodamente a que el universo les proporcione todo lo necesario y piensan que no tienen que esforzarse por sí mismos. Y día tras día confían en que el siguiente será mucho mejor, y así sucesivamente ven pasar su vida sin pena ni gloria. Es un grave error creer que la vida no es lucha y esfuerzo. La vida necesita equilibrio en todos los aspectos y sentidos. En ocasiones las sincronicidades nos darán grandes lecciones de aprendizaje interno. Porque la esencia de la sincronicidad es que todo en el universo tiene un sentido, no importa cuán pequeño o grande es esa conexión. Por eso debes prestar atención al mundo que te rodea y saber reconocer los pequeños detalles para que estos ayuden a tu alma a crecer y evolucionar.

Aquellas personas que creen en la casualidad viven como “víctimas de la vida”, y todavía no son conscientes de que tienen la capacidad de pensar independientemente de sus circunstancias actuales. Y tampoco son conscientes del potencial que tienen para crear su propia realidad. Pero el universo puede sorprendernos en cualquier momento, no importa si creemos en él o no.

5 comentarios

  1. Hola le puedo pedir un favor necesito saber si mis problemas con la persona que quiero se arreglaran y si realmente ella me quiere y volveremos estar juntos..

  2. isabel Gutierrez

    Gracias por existir!! Irradias vibracióes de luz y sabiduría!! Feliz noche Elise!! He vivido experiencias de este tipo, pienso en alguien y luego me llama por teléfono o le veo!! Fantástico!! Se que no es casualidad!! El universo conspiró para ese encuentro!!

  3. Elise como siempre excelentes tus aportes. Besos desde Mendoza, Argentina

  4. Elise buenas noches desde Mexico, muy interesante relato, a mi me ha pasado en algunas ocaciones cundo platicando con alguien en ese momento he mencionado a un amigo al cual no lo he visto por muchos años un dia o dos despues se aparece, o en mi trabajo me acuerdo de un cliente que tiene mucho tiempo que no tengo contacto con esa empresa y ese dia recibo una solicitud de cotizacion, es de lo que hablas en este texto muy valioso.
    Un abrazo de luz

  5. valla Elise,hemos debido sincronizar,pensaba en algo y pense en hablarte y pedirte un consejo,y ahora entro y m encuentro con este articulo k m ha aportado bastante alo k estaba , haciendo pensar y darle vueltas a mi cabeza,pues si fue casualidad gracias y si no tbn ,, gracias x el articulo m ha venido muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Conforme Más información