Inicio » Rituales y Hechizos » Ritual de San Valentín

Ritual de San Valentín

La regla de oro para la creación de tu propia realidad en cuanto al amor, es precisamente soltar toda deducción lógica. ¡La creación del amor comienza dentro de ti, pero no en tu mente sino en tu corazón, en tus sentimientos, y en tu alma!

Deja fluir tu energía del amor al cosmos… no ates esa energía a un sentimiento concreto. Pero recuerda, si dentro de ti no hay una base sólida (la autoestima) que sustente esa vibración que emites vendrá el amor, pero no será el amor verdadero, estable y definitivo que quizás estés buscando.

Solamente cuando te ames a ti mismo abrirás “la puerta” para que otros hagan lo mismo. Esta es una ley espiritual que guía al mundo de las relaciones amorosas. Si trabajas esta energía sobre ti mismo/a, te permitirá conectarte con otro ser humano a un nivel profundo y conmovedor, y  vivirás el amor de una forma madura y real.

Si necesitas suavizar una relación, utiliza el Ritual de la Miel:



Las brujas utilizan la miel en los rituales para atraer luz y energías positivas, suavizando así las relaciones o situaciones en las que se necesitan que las circunstancias sean más favorables.

En primer lugar necesitas colocar el nombre de la persona que tú hayas elegido en un frasco de cristal con miel.  Y a continuación, visualiza la situación que necesitas resolver y la persona con el mayor detalle posible y como este se soluciona de forma totalmente positiva para ambos.

Elementos para trabajar este ritual:

  • Trabajar este ritual siempre en luna creciente.
  • Con 100 gr. de miel es suficiente (ten en cuenta que el papel deberá quedar cubierto totalmente por la miel, en un frasco de cristal).
  • Una Pluma o bolígrafo de color azul (no puede ser ni rojo ni negro).
  • Un corazón rojo de papel (cualquier tipo de papel sin dibujos).
  • 1 Vela de color rojo.

Escribe el nombre de la persona por la que haces el ritual nueve veces en el corazón de papel rojo. En la parte posterior del corazón de papel rojo escribe el mensaje que deseas enviar. Algo tan simple como ‘llámame’, ‘lo siento’, ‘por favor, perdóname’, ‘me haces falta’, funciona mejor.

Este tipo de mensajes son más efectivos porque la energía contenida en ellos es más fuerte, son fruto de una energía mental directa, sin procesos pasionales y sin emociones razonadas.

Una vez  escrito tu mensaje, dobla el corazón de papel por la mitad. Dóblalo por dónde has escrito el nombre, y luego lo colocas dentro del frasco con miel. Mantén el frasco de los amantes en un lugar seguro (ten en cuenta que nadie deberá verlo ni tocarlo) durante el tiempo que lo necesites. Este hechizo deberá realizarse siempre en luna creciente.

Debes ser consciente que un ritual de amor te puede ayudar a fortalecer tu relación, suavizarla o encontrar a esa persona especial. Pero nunca te dará fuerza en una relación a la que no estas destinado/a ser. Seguirás durante un tiempo, pero el efecto será intermitente y veras como el destino terminará por actuar. A veces lo que deseamos, queremos, y lo que realmente necesita nuestra alma, son cosas totalmente diferentes. Saber amarse primero a uno mismo, es la llave de la felicidad.

 

4 comentarios

  1. gracias elise por el ritual de san valentin, me gustaria saber si sirve cualquier tipo de frasco de cristal y si el frasco tiene que estar tapado, muchas gracias de antemano por la respuesta, un abrazo de luz.

  2. Gracias Elise esta muy interesante el ritual! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Conforme Más información