Inicio » Alternativa Natural » Piedras de basalto, un regalo de Nuestra Madre Tierra

Piedras de basalto, un regalo de Nuestra Madre Tierra

¿Qué es el masaje con piedras calientes?

Las piedras volcánicas de basalto que la Madre Tierra produce han sido utilizadas por muchas culturas durante miles de años. En la antigüedad, muchos curanderos utilizaban piedras de los lechos de los ríos y las calentaban sobre las brasas o el agua caliente y luego colocaban las piedras calientes, envueltas en una tela a lo largo del cuerpo coincidiendo con centros energéticos del cuerpo, es decir, trabajaban con los centros energéticos del cuerpo. Esto ayudaba a relajar los músculos y reducía el dolor o malestar, iniciando un proceso muy efectivo de sanación profunda.

Las piedras calientes, también llamadas piedras de lava, se utilizan en puntos de acupresión clave del cuerpo, la relajación de los músculos es tal que se produce un aumento del nivel de la sangre, la circulación linfática, y también se observa un aumento de la actividad celular. El masaje con piedras calientes aporta una relajación profunda y ayuda a conectar con la tierra proporcionando el equilibrio perfecto de pies a cabeza. Las piedras calientes se utilizan en las lesiones deportivas, para aliviar el dolor, relajar la tensión muscular o simplemente eliminar la inflamación.



Imagínate dejar ir todas las tensiones y distensiones con las piedras volcánicas de basalto, increíblemente suaves y calientes se deslizan sobre tu piel, derritiendo nudos y tensiones en el cuerpo. La relajación profunda es inducida por el calor de los aceites aromáticos relajantes en un ambiente cálido y acogedor, con sonidos y olores para deleitar tus sentidos. Permite que la negatividad sea absorbida por la curación terapéutica. A diferencia de otro tipo de masajes, este tratamiento es duradero en el transcurso de las dos o incluso las tres siguientes semanas en las que puedes llegar a seguir sintiendo sus efectos positivos.

Para algunas personas, con la terapia de las piedras calientes se puede lograr la armonía y liberar los tejidos profundos, alineando así el cuerpo, la mente y el espíritu. Sin embargo, para otros significa sencillamente liberarse de preocupaciones, porque las piedras actúan como imanes en los niveles sutiles y cuando se requiere pueden ser colocadas sobre los chacras o meridianos, equilibrando así la energía en las zonas problemáticas.

Las piedras actúan como un tipo de hidroterapia, extrayendo y agregando calor para relajar el sistema nervioso. Es muy terapéutico para los trastornos y lesiones espinales crónicos como osteoartritis, espondilosis y las enfermedades degenerativas de las articulaciones. Cuando se utilizan con cuidado en las zonas recién lesionadas, las piedras frías son igualmente eficaces para reducir el proceso de inflamación al disminuir la circulación y la sensibilidad al dolor.

Principales beneficios de las piedras de basalto:

  • Aumenta el metabolismo celular, aumentando de este modo la velocidad a la que el cuerpo procesa los nutrientes y toxinas.
  • Aumenta la función linfática, aumentando así la desintoxicación.
  • Crea una sensación de equilibrio y armonía.
  • También existen tratamientos para manicuras, pedicuras y por supuesto tratamientos faciales.
  • Estimula y equilibra todos los sistemas energéticos del cuerpo.
  • Las piedras calientes estimulan la respiración, por lo que es una ayuda excelente para los trastornos respiratorios.
  • Las piedras calientes estimulan y reequilibran el sistema digestivo y el sistema de eliminación.
  • Reduce la fatiga y aumenta los niveles de energía.
  • El calor produce una profunda relajación de los músculos, lo que ayuda a calmar el sistema nervioso reduciendo así los síntomas de estrés y tensión.
  • Las piedras calientes actúan en cuatro aspectos fundamentales: reequilibrio físico, emocional, mental y espiritual.
  • Disminuye la presión arterial alta.
  • Mejora la circulación y el drenaje linfático fortaleciendo así el sistema inmunológico.

La terapia con piedras calientes es muy efectiva porque utiliza piedras de basalto lisas, calentadas entre cuarenta y cinco a sesenta grados en un calentador especial. Evidentemente se dejan enfriar hasta alcanzar la temperatura perfecta para ser utilizadas. Después, las piedras se colocan sobre el cuerpo y se complementarán con aceites especiales que penetraran profundamente en la piel por el efecto del calor. Este tipo de masaje es más terapéutico cuando se realiza regularmente, obteniendo unos resultados casi celestiales.

 

8 comentarios

  1. Excelente información. Impresionante los poderes y propiedades de las piedras.! Como aprendemos! Gracias mi Ángel de Luz por tanta sabiduría!

  2. Encarnacion Espinosa

    DONDE SE COMPRAN ESTAS PIEDRAS

  3. yo las tengo son buenas e curado a muchos de dolores es una bendicion tenerlas

  4. Es cierto, son magnificas estas piedras yo las he probado en un spa y ayudan con las lesiones y tambien te relajan muchisimo sales del spa como si hubieses dormido una semana entera. son realmente magnificas y deberian probarlas todo el mundo que tenga posibilidad economica de hacerlo aun que yo creo que deveria estar al alcance de todos.

    Saludos

  5. Una vez mas Elise, pones unas imagenes impresionantes en tus articulos que ayudan a entender facilmente lo que explicas en cada articulo, gracias por regalos como este.
    bendiciones y un abrazo de luz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Conforme Más información