Inicio » Rituales y Hechizos » La historia de las brujas y la brujería

La historia de las brujas y la brujería

Hace miles de años la gente se vio obligada a llevar una vida mucho más primitiva de lo que actualmente conocemos, sin el lujo de la medicina moderna y los tratamientos médicos que existen actualmente. Por ello cuando una persona estaba enferma o con dolor no había mucho que se pudiera hacer al respecto, de hecho enfermarse era mucho más peligroso en aquellos días y las ramificaciones de cualquier enfermedad con frecuencia eran mucho más graves.

En aquellos días había algunas mujeres sabias que aprendieron el valor de las hierbas curativas y otros tipos de tratamientos homeopáticos. Estas mujeres eran en realidad muy prudentes a la hora de ofrecer su conocimiento sobre las hierbas medicinales. Fueron muchas las personas que recibieron su ayuda y también fueron muchos los ayudados por los remedios caseros hechos por aquellas mujeres sabias. Estas mujeres astutas, hábiles en el arte de la medicina natural, a menudo realizaban la función de parteras y colaboraban con su sabiduría ayudando a traer sus hijos al mundo. Para ello utilizaban diversos medicamentos a base de plantas para aliviar el dolor y el sufrimiento que experimentaban las mujeres durante el parto.

La Iglesia y la brujería



Poco se sabe acerca de la curación y la medicina en los tiempos antiguos. Debemos tener en cuenta que el cristianismo se extendió por toda Europa, con lo cual muchos clérigos de la iglesia se sintieron muy molestos por la existencia de estas mujeres y que fueran ellas precisamente las que a través de sus conocimientos sanaran y ofrecieran sus remedios. En cuanto a la iglesia respectaba, toda curación debía hacerse estrictamente a través de los hombres en la iglesia.

Había muchos otros que pensaban que si una persona estaba enfermo o enferma era un castigo de Dios por algún pecado cometido y el sufrimiento que provenía de ello era algo que debía ser tratado solamente por la persona afectada. Con el tiempo, los curanderos comenzaron a asociarse y fueron acusados de múltiples herejías y actos satánicos. Así fueron muchos los acusados de adoración al diablo.

Siempre se ha dicho que la palabra “Bruja” en realidad se deriva de la palabra “Wicca”, que significa “sabio”. Sin embargo, otras investigaciones apuntan a que la palabra “bruja” en éxodo es una traducción de la palabra hebrea “kashaph”, que proviene de la raíz que significa “murmurar” o “el que susurra un hechizo”. Una vez se les considero sabias y fueron un buen recurso para recibir información en tiempos difíciles, pero las brujas poco a poco fueron consideradas como algo que temer para ser absolutamente evitadas.

La iglesia vio en la curación, un acto de brujería maligna, y un culto pagano así como prácticas de magia negra. Estas brujas fueron acusadas de cosas realmente absurdas, y una de ellas fue la de estar en contacto con el diablo y más concretamente estar en convivencia con él para orquestar un plan para destruir a la humanidad.

Persecución a la brujería

Las acusaciones de brujería llevaron a estas curanderas a esconderse o resguardarse en lugares más tranquilos como por ejemplo en las aldeas campesinas alejadas. A finales del año 1400 ya no era suficiente rastrear, localizar y eventualmente cuestionar las brujas sobre cómo practicaba su oficio. Fuentes religiosas se encargaron de sembrar el miedo suficiente para crear la histeria en las mentes de las gentes de muchas localidades.

Las personas acusadas de practicar cualquier forma de brujería fueron procesadas rápidamente y luego fueron ejecutadas en público como castigo de formas muy espantosas y terribles, y estas barbaridades se realizaban en lugares públicos para que todo el mundo pudieran disfrutar de aquellas escenas macabras. Al matar a todos aquellos que fueron acusados de tales prácticas, se hizo muy fácil de asustar a una población que vivía en una absoluta conformidad y obediencia. Las brujas fueron acusadas de ser malvadas y diabólicas, pero el trasfondo de verdad de todas estas persecuciones y muertes ocultaba una realidad mucho más terrible.

Aquellos hombres tan poderosos y religiosos no les gustaban la idea de que la imagen de una mujer fuerte con inteligencia y aptitud en una comunidad sumisa y servil revolucionara el pensamiento de toda una población esclava y sin más aspiraciones que servir a los poderosos y ricos.

El fin de la brujería

La situación pronto alcanzó proporciones épicas cuando ya se podía acusar a cualquier persona que practicaba la medicina rudimentaria u otras actividades relacionadas con esta. Eventos tales como enfermedad, muerte fetal o aborto involuntario eran hechos suficientes para ser culpados a menudo de brujas. Durante este tiempo de acusaciones, insinuaciones y de histeria extrema, muchas mujeres vivieron bajo la acusación de brujería y fueron ejecutadas por ello en última instancia a la pena de muerte y esta era ser quemadas vivas atadas a una estaca, o en la horca.

Todo este proceso de persecuciones, acusaciones y ejecuciones afectó concretamente al 80% de las mujeres de toda la población europea. Afortunadamente siglos más tarde, estos irracionales exterminios llegarían progresivamente a su fin.

 

6 comentarios

  1. Excelente artículo i Ángel de Luz, bastante esclarecedor. Siento que las religiones, expresiones culturales de la humanidad han satanizado la práctica esotérica de estas personas que desde la antigüedad tuvieron sus propias deidades, cultos, y sus propias interpretaciones / concepciones del bien y el mal para enfrentar los fenómenos de su cotidianidad. Desafortunadamente hoy día hay mucha ignorancia en cuanto a esta temática de las brujas y brujerías, a quienes se les asocia al mal o a la oscuridad. Que bueno que se difundan este tipo de documento, en los cuales se pone de manifiesto una visión más etnográfica y antropológica de estas prácticas ancestrales. Pienso que a lo largo de la historia los seres humanos siempre hemos estado a la expectativa de lo que NO conocemos, tenemos nuestros propios dioses y demonios internos y siempre están presentes los acertijos: quienes somos?, de dónde venimos?, hacía donde vamos?. Es nuestra naturaleza divina!

  2. Que mal que, por el "bienestar" de la iglesia, se nos manipule de esa manera, yo viví con los ojos vendados durante mucho tiempo, gracias a Dios me iluminó y ahora se que nada esta dividido entre el bien y el mal, solo son caminos los cuales con nuestras decisiones debemos tomar

  3. Gracias por tu respuesta. .es tal cual paso.no puedo.odiarlo solo
    ..le deseo que le vaya muy bien en sus estudios y en su nuevo trabajó. .y lo siento por el porque nunca sera completamente feliz con.su vida.fome que lleva …gracias de nuevo y te escribí un correo esperó con ansias la respuesta..

  4. Que triste como la iglesia hizo esa caceria de brujerias tan brava, tantas mujeres inocentes murieron y fueron torturadas. Muchas tambien solo eran muy buenas conocedoras de plantas medicinales y por ayudar quedaron en la hoguera.

    En fin! pasaran los siglos y evolucionaremos, pero siempre habran las personas de conocimiento unico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Conforme Más información