Inicio » Mundo Paranormal » Gárgolas, los guardianes de la humanidad

Gárgolas, los guardianes de la humanidad

Cuenta la leyenda que las gárgolas son estatuas de protección que se encuentran en lugares y culturas de todo el mundo. Existe una amplia variedad, desde estatuas guardianes de las tumbas del Antiguo Egipto a la Shishi y Komainu en China y Japón, por supuesto sin olvidar las gárgolas de Francia y el resto de Europa.

Algunos son animales guardianes, pero la mayoría tienen apariencia humana reflejando sabiduría y personalidad en sus rasgos, e incluso una lealtad feroz para guardar y proteger lo que sea que está bajo su cargo. Se pueden “configurar” o programar para guardar algo en nombre de alguien malvado o para proteger el buen nombre de alguien, aunque ellos mismos no son intrínsecamente “buenos” o “malos”. Sencillamente existen para guardar y proteger.

Según las leyendas son criaturas mágicas fueron creadas para que la energía del cosmos actuará a través de ellas, protegiendo así a los humanos. Hubo una parte de la historia en la que la magia fue condenada y las gárgolas dejaron de actuar convirtiéndose así en estatuas de forma temporal. Hace unos siglos la magia de nuevo a inundado el mundo y estas han comenzado a despertar o al menos adquiriendo más fuerza para poder despertar.



Habilidades de las gárgolas

Se dice que cuando las gárgolas duermen se camuflan como estatuas, en las cornisas de las iglesias y las catedrales. Ellas duermen, excepto cuando el peligro está cerca, pero por lo general están atrapadas de día y por la noche son libres. Otras deben ser invocadas a la vigilia con un canto mágico.

Ellas viven aproximadamente cincuenta años, sin embargo ellas nunca “envejecen” en su estado de estatua. Algunas son total y completamente inconscientes de lo que está pasando alrededor de ellos mientras duermen. Otros nunca pueden cerrar los ojos.

Las gárgolas saben cuándo tienen que proteger lo que está siendo amenazado. No importa qué tan lejos este de su radio de acción, saben que pueden encontrar el camino hacia su objetivo, esto es tan válido para un lugar como una persona. Sus sentidos físicos son también muy fuertes. Muchos tienen una vista excepcional en la mayoría de las situaciones.

Hay muchas formas mágicas para que una gárgola realice una “tarea” específica, pero al mismo tiempo es prácticamente imposible romper ese lazo mágico una vez que se ha creado. Incluso después de destruir una gárgola, las partes de la estructura restante seguirían protegiendo aquello que se le encomendó, e incluso su protección se extendería hacia los descendientes de esa persona o más allá de ellos. Existen para protegernos. Si no tienen nada que proteger, tienden a convertirse en estatuas sólo para siempre.

 

2 comentarios

  1. isabel Gutierrez

    Me encanta !! Nunca hemos estado solos!! Guardianes Naturales de la Humanidad. inmensurable amor de Dios!! Gracias Elise!! Bellisimo!

  2. Hermoso articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Conforme Más información