Inicio » Hierbas Mágicas » Los calderos y los grimorios, herramientas de la bruja
herramientas bruja - Los calderos y los grimorios, herramientas de la bruja

Los calderos y los grimorios, herramientas de la bruja

El caldero de las brujas es un símbolo de la matriz de la Diosa y del renacimiento, como lo fue en la antigua religión Celta, y por lo tanto es sagrado para la Diosa. Es el contenedor perfecto para la fabricación de pociones y rituales, así como para la transmutación, germinación y transformación de situaciones y de realidades.



El caldero de las brujas es una olla grande de metal, a menudo, con un gancho en forma de arco. Se apoya en tres patas, las tres patas representan la triple Diosa, Doncella, madre y anciana, y también alude a los tres niveles: Físico, mental y espiritual.

Los calderos de las brujas eran fabricados en bronce

Muchas personas piensan que el uso de los calderos de las brujas era de hierro fundido, y que solo se atribuía su uso a las brujas. Pero el bronce es un metal sagrado que se atribuye a la Diosa Hécate y a los mitos griegos sobre las brujas. Por ello este es un metal especial en la brujería. Las brujas griegas utilizaban cuchillos de bronce, sandalias de bronce y calderos de bronce en sus ritos. Los calderos de bronce fueron utilizados en la Edad Media, y fue a partir de entonces cuando el caldero de bronce comenzó a hacerse popular.

Pero en este mundo todo tiene su parte negativa. Y aquellas brujas que trabajan con la oscuridad también utilizaban calderos, pero estos eran fabricados con hierro, puesto que el hierro representa los aspectos más oscuros de la luz y de Hécate, la Diosa de las brujas.

A pesar de que el tamaño del caldero se ha reducido en gran medida desde aquella época hasta la actualidad, hoy en día ya está fuera de uso en el mundo industrializado como recipiente exclusivo de cocción. Sin embargo, en la brujería moderna se utiliza regularmente el caldero para pociones, hechizos, encantamientos, rituales y trabajos de magia varios.

¿Qué cocinaban y guardaban las brujas en sus calderos?

En los calderos se creaban brebajes de hierbas para hacer afrodisiacos y filtros de amor, pero también hechizos de protección y para romper maldiciones o pociones de maldiciones. Sin embargo, generalmente eran hierbas curativas las que se preparaban en sus calderos. Y hay que tener en cuenta que esta fue la única medicina que durante miles años el ser humano conoció. Y no solo la gente pobre o con menos recursos, (la plebe) acudían a las brujas para obtener su curación a través de sus pociones (medicinas). Sino también todos los aristócratas que en aquella época no terminaban de confiar en una medicina que todavía estaba en “pañales”, y que muy a menudo daba a sus pacientes tratamientos poco menos que sanguinarios.

En algunos casos los brebajes y las pociones se obtenían mezclando (triturando) las plantas y las hierbas, y de esas mezclas se obtenían polvos que más tarde se quemaban como incienso. Estos inciensos más tarde se utilizaban para la adivinación o como ofrenda a los espíritus elementales, así como en los trabajos de hechizos y para hacer ungüentos. Pero también se utilizaba en los ritos ceremoniales en los que se introducía elementos de alta magia en el interior de la caldera. Todos los elementos debían ser de poder, como, por ejemplo: Bolsas de mojo, talismanes, amuletos, piedras, cintas y cuerdas, o solamente podía contener agua sagrada con hierbas sagradas. Puesto que los calderos también se utilizaban muy frecuentemente para la adivinación a través del agua, como puerta de acceso a otros planos de sabiduría y poder.

Calderos bruja

¿Porque a las pociones y los brebajes se les daban nombres de animales?

Durante el tiempo en que la brujería tradicional se desarrolló y prosperó en la Europa de la Edad Media, muchos conocimientos de brujería fueron plasmados en pequeños grimorios personales, y gracias a ese conocimiento oculto hoy en día la sabiduría wicca se mantiene aún viva. Estos grimorios se han ido pasando de mano en mano dentro del seno de familias involucradas con esa tradición. Pero la sabiduría no escrita, aquella que permanece en la memoria ha sido la que finalmente ha permitido el acceso a todo tipo de brujas y brujos.

Desgraciadamente todos los grimorios no existen hoy en día porque son más los que se destruyeron o “perdieron” que los que quedaron como legado. La inquisición se esforzó al máximo para que así fuera. Se sabe que hoy en día existen caza tesoros expertos en la búsqueda de estos grimorios que nunca verán la luz porque caerán de nuevo en manos de familias con grandes fortunas pertenecientes a esta tradición, o mercenarios de la información.

Y la pregunta resulta obvia. ¿Qué información tan valiosa tienen estos grimorios que algunas familias están dispuestas a buscarlos durante generaciones enteras?

Con el fin de proteger la sabiduría, sabiendo que algún día ellegaría a estar en peligro las brujas y los brujos encubrieron los verdaderos nombres de los ingredientes en sus trabajos de magia. Parte de esta sabiduría fue transmitida de maestro a discípulo o alumno para que perdurase en la memoria popular, y el resto fue escrita, como ya he comentado antes, plasmada en los grimorios.

Calderos grimorios bruja

El secreto siempre era ocultado por nombres estrafalarios y poco convencionales. Por eso la receta no era textual, puesto que ellas ocultaban los verdaderos ingredientes bajo nombres relacionados al aspecto de la hierba o elemento usado. ¿Quién no ha escuchado alguna vez algún conjuro o hechizo nombrando patas de araña, ojos de lagarto o anclas de rana? Del análisis de estos documentos antiquísimos se ha podido establecer una cierta correspondencia que podrá servir para la próxima vez que veas una vieja receta mágica y así saber lo que contiene:

Nombre mágico Nombre común Nombre científico
Anca de rana Botón de oro bulboso Ranunculus bulbosus
Barba de viejo Cionanto Chionanthus virginicus
Barba de cabra Ostra vegetal Tragopogon porrifolius
Cabeza de pastor Bolsa de pastor Capsella bursa-pastoris
Cabeza de serpiente Balmonia Chelone glabra
Cola de caballo Junco Equisetum hyemale
Cola de zorro Licopodio Lycopodium clavatum
Cuerno de unicornio Falso Helonias dioica
Garra de gato Hiedra Nepeta glechoma
Pata de cabra Fresno Aegopodium podagraria
Pata de conejo Trébol del campo Trifolium arvense
Trampa de cerdo Diente de león Taraxacum dens-leonis
Oreja de asno Consuelda Symphytum officinale
Lengua de pájaro Fresno europeo Fraxinus excelsior
Pie de oso Eléboro Helleborus
Sapo Linaria Linaria vulgaris

Estos son algunos de los ingredientes que se utilizaban para los trabajos de magia. Todos estos ingredientes son hierbas, arboles, plantas, setas, etc… los nombres de los animales no se utilizaban literalmente nunca. En base a estos conocimientos muchas fórmulas han sido utilizadas por los chamanes y brujos modernos. Sin embargo, la brujería moderna ha hecho adaptaciones locales de acuerdo con las posibilidades autóctonas, sin perder la efectividad de los preparados. Es decir, si la bruja o brujo no encuentra un elemento para su receta en el lugar donde vive no hay problema en adaptar o sustituir ese elemento por otro, sin por ello alterar la poción o el trabajo de magia.

Calderos herramientas bruja

Respetar la naturaleza por encima de todo

El núcleo central en la utilización de hierbas se basa en la creencia de que cada planta está asociada a un cierto tipo de energía que aporta determinados efectos. Es así como antes de cortar una planta mágica se realiza un breve ritual de agradecimiento por el poder entregado y se deja un pequeño presente como muestra de respeto hacia la planta. Incluso cuando se utilizan las raíces no se debe matar la planta, sino tomar la menor parte posible, permitiendo que la misma continúe viviendo. Nunca se debe matar la planta, de lo contrario la pócima, hechizo o trabajo de magia no servirá, pues jamás se debe trabajar la magia con el sufrimiento de ningún ser vivo.

Sin embargo, si por algún motivo el procedimiento ha sido muy invasivo se cuidará especialmente la mata, con el fin de ayudar en su recuperación y hasta que la recuperación no haya sido total la receta no podrá ser trabajada.

El respeto por la naturaleza no es cosa de actuales tendencias asociadas a la Wicca y otras corrientes modernas, sino que está fundamentado en el hecho de considerar a las plantas el espacio de residencia de poderosas fuerzas necesarias para ejecutar todo tipo de magia blanca.

 

[easy-social-share buttons="facebook,twitter,google,pinterest,meneame" counters=0]

Deja un comentario

2 Comentarios en "Los calderos y los grimorios, herramientas de la bruja"

Notificarme
avatar
Ysabel Gutiérrez
Invitado
Excelente artículo Elise. Pienso que desde la antigüedad siempre los seres humanos han tenido la inquietud por buscar en la misma naturaleza las causas y el porqué de cuanto lo acontece en salud, amor y prosperidad. También es cierto que un porcentaje importante de las personas desarrollaron y desarrollan habilidades espirituales y psíquicas que les permiten manejar con certeza y de manera adecuada los fenómenos naturales, en este sentido, hacen un uso respetuoso y armónico de los elementos de la naturaleza, tal cual se plantea en el artículo. Es impresionante como hoy día se mantienen estas creencias y prácticas quizás… Leer más »